viernes, 6 de marzo de 2009

Restos de campaña

Así es, todo terminó: la idea de un pueblo moderno, del progresismo, de la supuesta izquierda, de las semanas de primavera anticipada, ... todo.

El caso es que las gaviotas sobrevuelan nuestras cabezas de nuevo y el cielo vuelve a ser gris, porque el invierno ha vuelto a Galicia, un invierno de cuatro años y quien sabe si de muchos más.

Después de la campaña, es curioso el tiempo que se tarda en retirar los carteles, en quitar todo ese despliegue de publicidad que esterilmente ensucia los hermosos paisajes de nuestra tierra. La foto que he puesto la saqué en el año 2005, en Monfero (la aldea de la que yo vengo), en un punto de la montaña llamado "Castelo da Pluma" un pico pedregoso de unos 700 metros de altura, deshabitado, con restos de pinos, toxos e carqueixa y desde donde mirando al oeste se contempla una vista espectacular del océano atlántico, poderoso y flanqueado con la torre de hércules a modo de vigía. Lo que yo me pregunto es, ¿cómo llegaron a poner ese cartel allí? ¿Y que sentido tiene?

2 comentarios:

orso dijo...

Algún conservador romántico al que se le fue la olla mitómana.
Salud

CHEMA dijo...

Fraga vixianos desde todo-los rincóns pero...
Who watch the Fragas?