martes, 12 de mayo de 2009

INOLVIDABLE

Hoy a la mañana ha muerto Antonio Vega, uno de los más grandes compositores e intérpretes de la música hecha en castellano. Puede que sí, puede que sea el más grande, pero bueno eso poco importa ahora.
Sus canciones forman parte de la perfecta banda sonora de mi infancia y adolescencia y sin duda han sido una pequeña parte del cómo y del quién soy ahora. Melodías y letras asociadas a miles de momentos y a tantos y tantos libros leídos.
Ahora ya no quedan más posibilidades de oírle en directo, esos pequeños lujos de los que algunos aun fuimos testigos estos últimos años.
En una décima de segundo se marchó para siempre.



Es que no hay nada mejor

que componer sin guitarra ni papel

4 comentarios:

Fasedoira dijo...

Amén

orso dijo...

Uno no muere mientras es recordado ergo Antonio es eterno.
Compartimos banda sonora.

Bruxo dijo...

Uno de los pocos buenos que ha dado la música española. Era grande, muy grande.

ferprado dijo...

otro que compartió banda sonora, canciones que llegan al alma