domingo, 11 de enero de 2009

Año Internacional de la Astronomía

Este 2009 ha comenzado con una sorpresa para mi, la de haber sido elegido el Año Internacional de la Astronomía.

Desde pequeño siempre he sentido gran fascinación por el universo y por nuestra propia Tierra. Recuerdo que con apenas 5 años en los viajes de vuelta a casa desde la aldea, me quedaba dormido en la bandeja del enorme Citroën Pallas que conducía mi padre, viendo las estrellas y preguntándome todo tipo de cosas. Mi fascinación por el cielo nocturno se acrecentó hasta el punto de haber querido estudiar física, sin embargo esas ideas se diluyeron en el camino hacia el ser adulto y no dejó de ser una afición a la que sin embargo estos últimos cinco años puede que le haya dedicado menos horas (nocturnas) de las que me hubiera gustado.

Por suerte, Internet es una puerta hacia la información que necesitamos o bien que queramos compartir y disfrutar y yo he compartido y he disfrutado momentos emocionantes gracias a una fantástica web cuya visita diaria recomiendo encarecidamente, no solo a los aficionados a la astronomía, sino también a aquellas personas que tengan curiosidad por el mundo en el que vivimos y el lugar que ocupa en el universo: http://observatorio.info/

Me han emocionado y he disfrutado con muchas de las imágenes de gran calidad que se han puesto en esta web, aunque sin duda he sentido un especial cosquilleo con la que pongo a continuación: una puesta de sol, uno de los momentos más hermosos de los que se puede disfrutar en nuestro planeta visto desde otro, Marte; el emblemático planeta rojo.

Por supuesto ni que decir tiene que "nuestras puestas de sol" por ahora se llevan la palma de las mejores puestas de sol del sistema solar. ¿Vosotr@s que opináis?

3 comentarios:

Bruxo dijo...

Eso sí que es fotografía, quien tuviese el objetivo para ello.

orso dijo...

Me gustó la imagen de un niño echado sobre la bandeja de un coche mirando las estrellas, yo jugaba a seguir las líneas eléctricas de poste en poste, hacían unos dibujos ondulados que me acompañaban durante el viaje, mucho más prosaico.
Seguro que es una puesta de sol?
El sol naciente también tiene su encanto.
Salud

Cris dijo...

Yo prefiero atardeceres que amaneceres desde luego, me han gustado aquellos con guitarras en las playas, con antorchas celebrando aniversarios y mi favorito por su puesto el que he pasado que he pasado en el "finis terrae" junto al faro...contando estrellas :)

http://fasedoira.blogspot.com/2006/06/encontrarse-de-nuevo.html